El consumo privado en México se desaceleró en el primer trimestre del año con respecto al periodo inmediato anterior, registrando su menor ritmo de crecimiento desde finales del 2014, mostraron el lunes cifras oficiales.

El indicador de consumo, uno de los componentes de la demanda global de bienes y servicios, creció un 0,5% entre enero y marzo, según cifras desestacionalizadas, contra el 0,9% del trimestre previo, dijo el instituto nacional de estadísticas, INEGI.

La cifra fue la más baja desde el 0,5% que anotó en el cuarto trimestre del 2014.

Por su parte, el consumo del Gobierno se contrajo en el trimestre un 0,8%, frente al 0% del cuarto trimestre de 2015, según cifras revisadas del INEGI.

En la comparación anual, el consumo privado subió un 3,3% en el primer trimestre, frente al 3% del mismo periodo del 2015.

En cuanto a la demanda agregada, el indicador creció un 0,5% frente al 0,1% del trimestre anterior en cifras desestacionalizadas y un 2,5% anual en cifras originales.

La economía mexicana creció un 0,8% en el periodo enero-marzo de 2016, en cifras oficiales desestacionalizadas.

El Gobierno de México recortó el mes pasado su pronóstico para el crecimiento económico de este año a un rango de 2,2%-3,2%, desde el 2.6-3.6 por ciento previo, ante un panorama negativo para la actividad industrial en Estados Unidos, su principal socio comercial.